Es indudable que hoy en día si una empresa desea sobrevivir en un mercado tan competitivo, lo primero que debe hacer es adaptarse a las innovaciones que se le van presentando. Valorando de la manera más objetiva posible si esas innovaciones van a traer consigo un beneficio real para la empresa, en cuanto a su proceso de compra, gestión… o serán un coste que no reportará grandes ventajas.

Por esta simple razón muchas de las empresas que hay hoy en día fracasan en su actividad, dado que se embargan en inversiones que a la larga no mejoran el funcionamiento de la misma, sino que resultan una complicación y coste aún mayor. Sin embargo, esto no es lo que ocurre con la transformación digital, ni con las tecnologías de la información, puesto que como muchos ya sabemos la información es poder y ese poder desemboca en una mejora en la toma de decisiones. Por poner un ejemplo, hablemos de la gestión documental en la era digital. Antes, era impensable decir que todos tus datos de un ámbito pudieran estar en único documento y que se pudieran analizar con rapidez, pero gracias al cambio tecnológico ese hecho es posible y nos ha reducido muchas horas de trabajo y con ello una mejora en la eficiencia, ahorro en costes… Pudiendo ocupar ese tiempo en otras actividades más importantes.

Al igual que en la gestión de documentos, la mejora en las tecnologías puede ser un pilar fundamental para la mejora de la competitividad de las empresas, y sobre todo en el ámbito del aprovisionamiento, puesto que en este departamento es vital trabajar con la mayor cantidad de datos posibles (proveedores, precios de los productos…) puesto que de esta manera conseguiremos saber cuáles son los proveedores que más nos interesan, no solo porque nos oferten un precio más bajo, sino también por las condiciones de entrega, la calidad del producto…

En este sentido podemos respaldar esto con datos obtenidos del año 2015 que reflejan la importancia de las tecnologías de la información, como por ejemplo que las ventas de este sector representaron un 25,1% del total, impulsado por la transformación digital, y la necesidad que ya comentamos que tienen las empresas de mejorar en todos sus ámbitos para poder llegar a ser competitivas.

Algunos datos interesantes sobre la intención de las empresas a contratar nuevas soluciones software este año:

<< Algo más de la mitad, un 52% está satisfecho con sus soluciones y no tiene pensado contratar nuevas, en cambio un 14,2% dice que cambiará a otras soluciones por no ser la adecuada… 10% buscará una opción más económica, casi un 19% se muestra dispuesto a buscar una solución que no tienen, y algo más del 9% dice que cambiará alguna de sus soluciones para pasarse a la nube. >>

 

http://eldiariodelcomprador.com/index.php/hemeroteca/item/735-gc104-la-comunicacion-en-las-relaciones-departamentales-como-motor-para-generar-valor